Entrevistamos a Paco Roca

  
"Los cómics son libros infinitos"

Paco Roca es uno de los más importantes exponentes del tebeo en español de los últimos tiempos, que ya desde pequeño soñaba ser dibujante y parece que no se equivocaba, porque actualmente ilustra para varios medios y si hablamos de tebeos, es una de las personas que han vuelto a regenerar un género que en España parecía desinflado en los últimos tiempos, a pesar de ser cuna de grandes talentos y personajes. 


Francisco Roca empezó a publicar en la revista “El Víbora”, que los más mayores del lugar sí que recordarán, para pasar luego a álbumes completos, entre los que destacamos “El Faro”, “Las calles de arena”, “El invierno del dibujante” o “Arrugas”, con el que recibió el primer premio nacional de cómic que se entregaba en nuestro país en 2008, adaptada al cine de animación este mismo año.

Nosotros hemos tomado otro de sus álbumes, “Hijos de la Alhambra”, recientemente publicado por Planeta deAgostini, aunque es una obra de 2003, como excusa para entrevistarle y hablar un poco de tebeos, que ya sabéis que nos encanta…

"Quizá habría que replantearse cuál es el camino actual que debería de tomar el cómic infantil y juvenil".

-Preparando la entrevista, vi en tu blog que reeditabas con Astiberri tu primer álbum en solitario, “El juego lúgubre”. “Hijos de la Alhambra” también es una reedición… ¿Hay alguna razón en especial para estas reediciones?


Quiero pensar que sí. Si el editor decide reeditar es porque hay lectores interesados.

El caso de Hijos de la Alhambra es que estaba agotado. Planeta aprovechó está nueva edición para hacer un formato más acorde con los gustos de los nuevos lectores. En cuanto a El Juego lúgubre, también estaba ya casi agotado y era una buena oportunidad de reeditarlo con su tamaño original, volver a la versión sin colorear y hacer una edición más cuidada.

-Hablando de “Hijos de la Alhambra”, nos presentas un personaje, el pintor Alexander Ícaro, que parece iniciar en la Alhambra una serie de aventuras que luego no han continuado, ¿por qué no has contado nuevas aventuras de este personaje? ¿Crees que lo retomarás en el futuro?

Mi idea era haber hecho una serie de tres álbumes en las que el protagonista seguiría el itinerario de alguno de los artistas románticos. El siguiente sucedía en Egipto, tomando como base el diario del pintor David Roberts. Llegué a hacer el guión, unas cuantas páginas (que pueden verse en mi web), pero por problemas con el editor no continué la serie. Me quedé con las ganas de hacerlo, pero ya fue difícil retomar la serie en otra editorial. Quién sabe si en un futuro lo continúo, pero con un enfoque más cercano a la novela gráfica.

-“Hijos de la Alhambra” es una historia de aventuras y misterio, muy del gusto de cualquier lector, pero el éxito de público (o “la fama”, que no tiene siempre por qué tener que ver una cosa con la otra) te llegó con una historia social, una reflexión sobre la vejez y el Alzheimer… ¿Qué nos puedes contar de “Arrugas”? ¿Qué significó para ti su éxito?

Como tú dices, supuso un cambio en mi trayectoria. Nunca sabes qué va a funcionar en el mundo editorial, Arrugas estaba hecha pensando en que sería algo personal y para un público muy limitado. Afortunadamente me equivoqué.

Para mí ha significado el poder vivir de los cómics trabajando a mi ritmo, haciendo lo que quiero y haciéndolo para el mercado que conozco, que es el español. Así que me considero muy afortunado. Y eso se lo debo al éxito de Arrugas.

-Hace unos años, vivir de los tebeos era algo bastante factible en un país como el nuestro, tenemos varios ejemplos de ello, como pueden ser Escobar, Vázquez, Ibáñez o Jan, pero ¿ahora? ¿Es posible vivir de escribir y dibujar tebeos?

Hemos perdido esa gran industria que permitía vivir a muchos dibujantes. La industría ahora está en Francia por lo que los autores deben emigrar. Pero poco a poco eso está cambiando. Aún sigue siendo muy difícil vivir de los cómics en España, pero no es mucho mejor la literatura o el cine. Vivir de la cultura lógicamente es difícil.

-En la sociedad actual todo parece muy serio y reglado, incluso se ha creado un Premio Nacional de Cómic que inauguraste tú con Arrugas, pero no sé… ¿Echas de menos esos tiempos de tiradas enormes de tebeos y de kioscos repletos de historietas?

(El premio nacional lo inauguro Max. Yo fui el segundo) Ups... Espero que Max me perdone...

Por supuesto. Ojalá convivieran los dos mundos, el del tebeo como libro en librerías generalistas y el de kioscos. Simplemente irían a públicos diferentes. Los tebeos semanales o mensuales tendrían su lugar en los kioscos. Pero si exceptuamos los superhéroes y una revista como El Jueves, el resto ha desaparecido. Y desgraciadamente también lo han hecho las revistas y tebeos infantiles.

-¿Por qué los tebeos han dejado de estar tan presentes en el día a día de los chavales? ¿Volverán esos días o es algo demasiado complicado y con demasiados “enemigos”? (Al decir enemigos pienso en “Plays”, “Wiis”, actividades extraescolares masivas…)

Quién sabe. Está claro que ahora los tebeos infantiles o juveniles tienen más competencia de otros medios. Pero, por ejemplo, la literatura infantil y juvenil funciona. Quizá habría que replantearse cuál es el camino actual que debería de tomar este tipo de cómic.

-Si miramos con atención las páginas de “Hijos de la Alhambra” encontramos detalles reales, focos de luz, personajes, situaciones… ¿Cuánto trabajo de documentación hay detrás de cada viñeta?

En general siempre me gusta documentarme para hacer un cómic. Es lo que le da realismo a la historia. En el caso de Hijos de la Alhambra tiene muchísima documentación detrás, sobre todo usé como referencia a los pintores románticos que en el siglo XIX pasarón por España, aunque es cierto que a veces pintaban una imagen demasiado bucólica.

Para el guión también necesité mucha documentación, quería meter demasiadas cosas. Con Hijos de la Alhambra tengo la sensación de que el exceso de documentación me hizo estar rígido a la hora de contar y dibujar la historia.

-Como decíamos antes, ahora reeditan “El juego lúgubre”, esa mezcla entre Dalí y el Conde Drácula… ¿cuándo podremos disfrutar de un nuevo álbum?

Jajaja... Yo también tengo ganas de sacar el siguiente álbum, pero no tengo mucho tiempo para trabajar. Llevo ya con él casi dos años. Mi idea era haberlo tenido terminado para antes de final de este año, pero entre viajes, promoción, encargos y que el nuevo cómic es bastante extenso, lo llevo más retrasado de lo que quisiera.

-¿Por qué se deberían leer más tebeos, novelas gráficas, cómics o como quieran llamarlo los lectores? ¿Qué aporta la viñeta a la literatura?

Se deberían leer más cómics por el mismo motivo que se leen libros, porque hay historias interesantes, porque nos hacen comprender otras formas de pensar. Y por otro lado, los cómics aportan la imagen y enriquecen nuestra cultura visual. Hacen que cada lector los interprete de una forma determinada. El tipo de lectura de un cómic hace que éste sea diferente para cada lector y también cada vez que se lee. Los cómics son libros infinitos.

-¿Nos puedes decir en qué estás trabajando ahora?

Como lo llevo bastante atrasado no desvelaré demasiado de momento. Trata sobre algunos de esos medio millón de exiliados que salieron de España tras la Guerra Civil.



Bueno, pues mientras leemos los trabajos disponibles de Paco y esperamos ese nuevo proyecto, os invitamos a pasearos por su página web y descargaros La Navidad del Dibujante, un pequeño gran trabajo que publicó en el Especial Navidad de El País en 2010 y en el que podréis leer en pocas páginas cómo era esa gran empresa de tebeos que era Bruguera, al menos, para los dibujantes que trabajaban para ella...



Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.