Hijos de la Alhambra


Paco Roca

En el siglo XIX, la Alhambra era uno de los destinos favoritos de los viajeros del Romanticismo. El francés Alexander Ícaro fue uno de esos que, como Washington Irving, llegaron hasta la Alhambra en busca de un lugar exótico y del ambiente que se plasma en los cuentos árabe. 

 Paco Roca es uno de nuestros artistas más ilustres y cuenta en su haber con numerosos premios y el reconocimiento del sector y del público. Planeta DeAgostini Cómics presenta esta reedición, con nuevo formato y cubierta, para adaptarlo a la biblioteca publicada por autor.


Opinión personal



Qué tendrá la Alhambra que los años pasan por ella, las diversas gentes que la han hollado han esquilmado algunos de sus tesoros y ha sido mil y una veces visitada e investigada y sigue albergando secretos inescrutables. Y si eso es así en nuestros días, imaginad cómo sería a mediados del siglo XIX, cuando aún había aventureros y viajeros en busca de tesoros y misterios difíciles de explicar.

Paco Roca nos presenta en “Hijos de la Alhambra” a uno de estos aventureros románticos, Alexander Ícaro, un pintor francés que se ve obligado a huir de París tras, digamos, un encargo fallido, un viajero que llega a Granada en busca del tesoro prometido en un libro encontrado por azar. Y lo hace justo en el momento en el que unos incidentes misteriosos e inexplicables y terribles asesinatos traen de cabeza a las autoridades locales y, por supuesto, a los vecinos de tan singulares parajes.

La aventura de Alexander está repleta de acción, emociones, magia, misterios e historia. Tomando de la mano leyendas de la Alhambra y sus parajes y muchos datos históricos, el guión es como una novela clásica de aventuras, salpicada con terribles asesinatos sin aparente justificación y un tesoro por descubrir. Además, las viñetas están cuidadas hasta el mínimo detalle y nos hacen ver, casi como a través de un álbum fotográfico, gran parte del palacio nazarí que más evocaciones ha despertado en el mundo occidental.

Hombre, y lo que es genial es que una empresa grande como Planeta de Agostini publique el trabajo de un autor español.

Aún hoy es un misterio la Alhambra y la historia que la rodea, aún hoy existen leyendas sobre espíritus errantes e hijas de musulmanes escabullidas para encontrarse con amantes cristianos, aún hoy es una de las fortalezas más inexpugnables que conservamos de un pasado glorioso de un pedacito de historia de nuestro país, en el que tantas culturas han dejado huellas y Paco Roca consigue envolvernos en esa magia con una historia de aventuras y misticismos ancestrales, logrando que nos enamoremos de un personaje (que, de momento, tiene aparcado), de los viajes románticos de mediados del XIX, de los aventureros de la historia y, por supuesto de esa Alhambra que tan bien ha plasmado en sus viñetas (encorsetando un poco sus dibujos, como nos confesaba el otro día).

No sé cuánta documentación y cuántas fotografías o cuántas visitas a la Alhambra ha tenido que ver o hacer Paco para regalarnos este tebeo (novela gráfica o cómic para los jóvenes), pero a mí, desde luego, me ha cautivado su dibujo y sus personajes.

Una aventura para desear buscar tesoros escondidos en las entrañas de la Alhambra y coger el primer puente o fin de semana en libertad para descubrir sus rincones más secretos. Después de leer “Hijos de la Alhambra”, una de dos, o preparáis un viaje a Granada o deseáis alejaros de ella (no vayáis a ver visiones y os entren unas ganas tremendas de matar a alguien…)

Un gran tebeo.

Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.