El Templo Enterrado

José María Latorre

El primer asesinato tuvo lugar en Mountwich, ciudad situada cerca de Nottingham, aunque es posible que la palabra «asesinato» no sea adecuada para este caso, ni para los que le sucedieron, ya que se trató de algo mucho más siniestro y aterrador. El cuerpo apareció completamente desangrado y con el rostro desgarrado, y la policía halló entre las ropas ensangrentadas del muerto unos documentos que lo identificaban como un tal Christopher Hartfield, de profesión vidente.

Un nuevo terrorífico misterio que pondrá a prueba al veterano detective Saville y a su colaborador, el arqueólogo John Hadley.


Misterios sobrenaturales y arqueología,
¿cómo no nos va a gustar?

Ya sabéis que nos gusta recomendar libros capaces de atraer lectores, por eso hoy es uno de esos días en los que publicamos una reseña con mucho gusto, porque el libro de hoy, “El templo enterrado” es de esos que apetece leer ya desde el mismo título, porque a todos nos apasionan los misterios y las historias de detectives, ¿verdad? Y a eso es a lo que huele este título y este libro, a una buena historia de misterios y de detectives. Pero es que, además de eso, nos hace presentir lo sobrenatural, lo enigmático y la misma niebla que envuelve toda la trama parece colarse de pronto en nuestro cuarto, oscureciendo todo cuanto nos rodea y haciéndonos lanzar miradas veladas a nuestra espalda... hay cosas muy misteriosas, es verdad, pero pocas como un templo oculto durante quién sabe cuánto tiempo, un templo del que ni siquiera quedan constancias escritas o susurradas. Como os digo, ya con el título nos engancha.

Pero además, lleva el sello José María Latorre y si uno echa un vistazo a su biografía y a su bibliografía, se dará cuenta pronto de que es muy fácil encontrarse no solo con una buena  y atrayente novela, sino con misterios inexplicables, fantasía y terror, géneros e ingredientes que suelen ofrecer estupendos cócteles a quienes los degustamos habitualmente.

Una novela de ahora y con una prosa actual que recuerda a las de antes, a las que nos han convertido en los apasionados lectores que somos hoy en día

Y cuando uno comienza a leer la novela, lo primero que se topa es con un asesinato y con una pequeña ciudad cercana a la legendaria Nottingham, una ciudad envuelta habitualmente por la niebla y en la que comienza una serie de terribles muertes que todo el mundo achaca a una bestia desconocida. Hasta este lugar llega un personaje que ya se conoce de otras aventuras y que ya ha regalado muy buenos malos ratos a muchos lectores, el arqueólogo John Hadley, un experto egiptólogo que en esta ocasión acudirá a conocer un templo recién descubierto por un amigo suyo, Peter Robinson y que suele investigar sucesos extraños en compañía de otro personaje de lo más atractivo y que no tardará en aparecer en la narración, Henry Saville.

Quizá, ahí radique uno de los mayores atractivos de esta historia (y del resto de la serie), lo atrayentes y singulares que son esos personajes extraídos directamente de los posos de una literatura que todos añoramos y queremos muchísimo, porque Hadley y Saville nos evocan a otros héroes literarios que hemos leído con pasión durante años. Aparte, el ambiente descrito y la época en la que se desarrolla la trama, es de los que uno querría visitar, para descubrir si realmente era un tiempo tan atrayente como parece.

Henry Saville es uno de esos personajes capaces de sostener varias historias por su sola presencia, un gran personaje para muy buenas historias

Es cierto, la atmósfera opresiva y repleta de intriga de “El templo enterrado” nos hace recordar a otras lecturas que nos han apasionado durante años, como pueden ser las historias protagonizadas por Sherlock Holmes o incluso la novela de Bram Stoker, “Drácula”. Una niebla impenetrable, peligros ocultos en la noche, la sensación de conocer al enemigo a abatir pero el ser incapaces de derrotarlo o incluso de encontrarlo… y un personaje que parece estar por delante no solo del resto de personajes, sino del mismo narrador, el estupendo Henry Saville. Un detective de lo oculto y lo paranormal al más puro estilo Dupin o Holmes.

Los amantes de la fantasía encontrarán más de un atrayente reclamo en “El templo enterrado”, un libro que gustará también a los apasionados del misterio o de la novela victoriana, pues, aunque va unos años más allá y se sitúa cerca de la Segunda Guerra Mundial, no pierde aún ese regusto a lo romántico y lo gótico de ese tipo de literatura. Si lees “El templo enterrado”, desearás leer el resto de aventuras protagonizadas por Saville y Hadley, te lo aseguro, pero además, querrás leer a Sherlock Holmes, Los Crímenes de la Calle Morgue… y todo lo que te pueda recordar a la atmósfera de aventura, peligro, misterio y terror que puebla toda la novela.

Una historia capaz de hacer lectores. Altamente recomendable.



Share on Google Plus

Castillos en el Aire

Castillos en el Aire es el programa de libros y escritores de Radio 21. Cada temporada hemos procurado crecer y mejorar. Ahora tenemos literatura, pero también música, fotografía, pintura... ¿ya nos has visitado?
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido Radiolector. Estamos encantados de recibir tu mensaje. Solo te pedimos que no publiques spam raro de ese y que seas respetuoso con todo el mundo. Saludos desde las Almenas.